Si te dicen que caí

Si te dicen que caí,
si te cuentan que me he ido,
di que sólo me perdí,
di que sólo estoy herido.
Si te dicen que caí,
di que aún no estoy vencido,
quizás cansado y aturdido.
Mis musas andan por ahí...
Si te cuentan que mudé
por lágrimas mi sonrisa,
es porque al fin recordé
que el que esconde en una risa
un sentimiento malherido
no es por timidez o por prisa:
es porque el miedo le ha vencido.
Miedo a desnudarse uno mismo,
a llamar a las cosas por su nombre.
Miedo a abandonar mi hermetismo,
miedo a mostrarme, a ser hombre.
Si te dicen que caí,
si te cuentan que me he ido,
di que al fin comprendí
que hay algo más en mi
que lo poco que he ofrecido.
Si te cuentan que olvidé
la inspiración en un besó,
quizás con ello pagué
tanto verso que hice preso.
Si te dicen que abandoné,
que me fui, que lo he dejado,
diles que algún día volveré,
cuando mi alma se haya curado.
(Txus Di Fellatio)

Sólo por hoy

No te preocupes, hoy no tienes por qué brillar; hoy no tienes por qué ser el pilar en el que todos se apoyan; hoy tienes derecho a que cambien las tornas.

Sentir que necesitas escapar, que las cosas no cuadran como deberían hacerlo y salir sin rumbo fijo. Huir del ruido y de la prisa; huir de la rutina y buscar un sitio por donde nunca haya pasado el tiempo. Encender un cigarrillo. Sentir cómo se te agarra la nostalgia al pecho y querer deshacerte de ella junto con el humo del cigarro. Correr por estrechas callejuelas empedradas, perderse con la falsa esperanza de que al encontrar de nuevo el camino, te encontrarás a ti mismo…

Mirar alrededor y ver las fortalezas que te envuelven, los palacios medievales que te arropan y te muestran gallardamente los escudos de quién un día habitó entre las piedras que hoy contemplas (los Golfines, los Solís, los Sande…), pero las sombras de tu propia conciencia no te dejan ver nada más allá de tu agobio.

Alzar la mirada buscando un cielo que te dé respuestas a preguntas que ni tú sabes formular… Abrir los brazos, caminar hacia atrás y querer desprenderse de lo que sientes que no te corresponde, que no es tuyo, que no debería estar en ti. Torcer una esquina y dejar que el aire frío te golpeé en la cara consiguiendo poco a poco devolverte a la realidad. Agachar la cabeza. Lanzar un suspiro de impotencia contra la nada y regresar… regresar, de nuevo, a casa.

Hoy puedes dejar de sonreír, pero mañana, mañana hay que volver a brillar.

Middlemarch

"Cierto que esos actos decisivos de su vida no fueron idealmente hermosos. Fueron la resultante de un joven y noble impulso forcejeando entre las condiciones de un estado social imperfecto, en el que los grandes sentimientos a menudo toman el aspecto de un error y la fe excesiva el aspecto de una ilusión. Pues no existe criatura cuyo ser interior sea tan fuerte que no esté determinado en gran parte por lo que encuentra en el exterior."
(Mary Ann Evans)

Hay razones para creer en un mundo mejor

video
Por cada tanque que se fabrica en el mundo...
se fabrican 131 mil peluches.
Por cada Bolsa de Valores que se desploma...
hay 10 versiones de "What a Wonderful World".
Por cada persona corrupta...
hay 8 mil donando sangre.
Por cada muro que existe...
se ponen 200 mil tapetes de "Bienvenido".
Mientras 1 científico diseña un arma nueva...
hay 1 millón de mamás haciendo pasteles de chocolate.
En el mundo se imprime más dinero de Monopoly que dólares.
Hay más vídeos divertidos en internet...
que malas noticias en todo el mundo.
AMOR tiene más resultados que MIEDO.
Por cada persona que dice que todo va a estar peor...
hay 100 parejas buscando un hijo.
Por cada arma que se vende en el mundo...
20 mil personas comparten una Coca-cola.
HAY RAZONES PARA CREER EN UN MUNDO MEJOR
Nuevo anuncio de Coca-cola. Comercial, pero muy esperanzador.
La música, de Oasis (Whatever)
I'm free to be wthatever I
whatever I choose...

¿Así es el tiempo?

El tiempo es corto.
Para el soplón, el tiempo vuela.
Para el heroico, el tiempo es heroico.
Para la prostituta, el tiempo es sólo otro cliente.
Si eres delicado, tu tiempo es delicado.
Si tienes prisa, el tiempo vuela.
El tiempo es un sirviente si tú eres su amo.
El tiempo es tu dios si tú eres su perro.
Nosotros somos los creadores del tiempo, las víctimas y los asesinos del tiempo.
El tiempo es infinito.
Tú eres el reloj.
(Extracto de la película
Tan cerca y tan lejos)

Desiderata

Anda plácidamente entre el ruido y la prisa
y recuerda qué paz puede haber en el silencio.
En cuanto es posible y sin rendirte, mantén buenas
relaciones con todas las personas.
Di tu verdad tranquila y claramente
y escucha a los demás, incluso al aburrido
o al ignorante, ellos también tienen su historia.
Evita las personas ruidosas y agresivas,
ellas son molestas al espíritu.
Si te comparas con otros,
puedes volverte vanidoso y amargado;
porque siempre habrá personas más grandes
y más pequeñas que tú.
Disfruta de tus logros, así como de tus planes.
Mantén el interés en tu propia carrera
aunque sea humilde,
ella es un verdadero tesoro
en los cambiantes azares del tiempo.
Ten precaución en tus negocios
porque el mundo está lleno de trampas.
Pero no por eso te ciegues a la virtud que pueda
existir, hay mucha gente que lucha por altos ideales
y en todas partes la vida está llena de heroísmo.
Sé tú mismo.
Especialmente no finjas afectos.
Tampoco seas cínico respecto del amor
porque frente a toda aridez y desencanto
el amor es perenne como la hierba.
Recoge mansamente el consejo de los años
renunciando graciosamente
a las cosas de la juventud.
Nutre tu fuerza espiritual
para que te proteja ante la desgracia repentina,
pero no te angusties con fantasías, no te
preocupes...
Muchos temores nacen con la fatiga y la soledad.
Junto con una sana disciplina,
sé amable contigo mismo.
Tú eres una criatura del Universo,
no menos que los árboles y las estrellas;
tú tienes derecho a estar aquí.
Y, te resulte evidente o no,
sin duda el Universo marcha como debe.
Por lo tanto, mantente en paz con Dios,
de cualquier modo que lo concibas.
Y cualesquiera que sean tus trabajos y aspiraciones,
mantén en la ruidosa confusión, paz con tu alma.
Con todos sus engaños, trabajos y sueños rotos,
éste sigue siendo un mundo hermoso.
Ten cuidado.
¡Esfuérzate en ser feliz!
Max Ehrmann
Buenos propósitos para este nuevo año ¿no?