¿Tan lejos...?



No hay nada mejor que situarse en las alturas para poner a prueba el vértigo. Subir a toda velocidad sin pararse a pensar en la caída.  
Entre tanta distancia la libertad confluye con el riesgo. Es el punto donde la levedad puede convertirse en impacto; donde el aire resquebraja, agrieta. 
Acostumbrados a andar en llano debe ser normal que cuesten las alturas. Desde aquí todo es diferente. Es difícil enfocar. Nada es lo que parece.
La serenidad de los pies en la tierra, la seguridad de la sencillez, los caminos andados desde aquí no se alcanzan. La grandeza ahora es diminuta. Y la perspectiva lo único que muestra son recovecos, dobleces y medianías. 

¿Me ves? ¿De verdad estamos tan lejos...?


* Imagen: http://ibytes.es/images/content/postimages/Vertigo_Tom_Ryaboi.jpg

No hay comentarios:

Publicar un comentario